Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Juan Pablo Delgado, el primer candidato abiertamente gay de México que quiere sacar al PAN de Guanajuato

Juan Pablo Delgado, el primer candidato abiertamente gay de México que quiere sacar al PAN de Guanajuato
Comunidad

En Guanajuato, el estado donde el 69% de los ciudadanos no ve con buenos ojos que las personas del mismo sexo conformen una pareja, un joven homosexual llamado Juan Pablo Delgado quiere ser el nuevo presidente municipal de León, una de las ciudades más grandes del Bajío mexicano.

La última Encuesta Nacional Sobre Discriminación del Inegi es clara: a la mayoría de los guanajuatenses le cuesta trabajo convivir con la comunidad LGBT. No lo cree así el primer candidato abiertamente gay en contender por un cargo de elección popular en México. Para él, todo se trata de un estereotipo que se ha formado a raíz de las ideas “fundamentalistas y conservadoras” de los políticos panistas que han gobernado la entidad desde hace más de 20 años.

Juan Pablo ni siquiera tenía intenciones de ser político. En entrevista con Latinus, dice que Movimiento Ciudadano fue quien lo buscó para hacerlo su candidato. Lo suyo, asegura, no es el proselitismo; sí la defensa de los derechos humanos. Particularmente los de la comunidad LGBT, a la que quiere representar no sólo como activista, sino como funcionario público, porque en el activismo, admite, a veces existen topes que impiden trasladar el ímpetu de la lucha social a la materialidad de las leyes. Por eso decidió postularse: “Porque la comunidad LGBT necesita mucha más representación política, sobre todo en un estado como Guanajuato, donde nuestros derechos no están garantizados”.

Guanajuato es gobernado por el Partido Acción Nacional (PAN) desde hace 20 años. León, su ciudad más importante, desde hace 30. Es larga la lista de alcaldes y gobernadores que han hecho comentarios homófobos. En esta entidad está prohibido que se casen dos personas del mismo sexo pese a que en 20 estados de la República el matrimonio igualitario ya está permitido.

El ex presidente de México, Vicente Fox, fue gobernador de Guanajuato justo antes de llegar a Palacio Nacional. Él fue uno de los que abiertamente se pronunció en contra de los homosexuales. Esto fue lo que dijo al periódico local A.M., de León, en abril de 1996, según consta en el ensayo La homofobia: “si eres distinto a mí eres un monstruo”, de Carlos Monsiváis:

“Actos degenerados no son buenos para la sociedad, no tiene por qué promoverlos el Estado. Para mí, (la homosexualidad) es un acto degenerativo que va contra la naturaleza humana, es una degeneración. Como ciudadanos merecen todos mis respetos, no los va a apelar nadie, ni los va a molestar nadie, que hagan según su conciencia lo que se les antoje. Pero mi opinión es que es un acto degenerativo, un acto contra natura”

VICENTE FOX QUESADA, EX PRESIDENTE DE MÉXICO

Dos décadas después, la situación no es muy distinta entre la clase política guanajuatense. El actual alcalde de la ciudad de Guanajuato, Alejandro Navarro, fue señalado de homófobo por miembros de la comunidad LGBT luego de que subiera a TikTok un video en el que se burló, junto con su esposa Samantha Smith, de Wendy y Paola, dos influencers transgénero mejor conocidas como Las Perdidas. El video ya no está disponible en redes.

Un candidato abiertamente gay haciendo campaña en Guanajuato no es una estampa muy común en esta región de México, que históricamente se ha caracterizado por tener gobiernos de derecha. “Va a los mitines con su pareja y habla sobre los derechos de la comunidad sin censura, eso nunca se había visto en León”, dice una de las integrantes de su equipo.

Aunque Guanajuato es el segundo estado donde existen más casos de homofobia institucional, según el Centro de Apoyo Integral para Adolescentes y Jóvenes de la comunidad LGBT+, Juan Pablo Delgado está convencido de que la gran aceptación que ha tenido entre las comunidades que visita habla de un posible cambio de paradigmas en la sociedad mexicana, que cada vez es más abierta hacia las nuevas identidades sexuales.

“El resto de los partidos ve a la homosexualidad como algo que te puede restar votos. A mí siempre me ha parecido que el poder político en Guanajuato es el conservador, no la sociedad”, señala Delgado. “He visitado muchas colonias, mercados y cámaras empresariales y no he recibido un solo comentario de carácter homofóbico”.

Para él, el conservadurismo forma parte del poder político que ha ejercido el PAN desde hace años en la entidad. “Por los panistas el resto de México se enteró que, en Guanajuato, alguna vez se propuso que no se puedan dar besos en público, o que el presidente del Congreso hace dos legislaturas hiciera comentarios transfóbicos o que el gobernador actual (Diego Sinhue Rodríguez) dijera que no está a favor del matrimonio gay. Eso es lo que vende el PAN al exterior”.

Movimiento Ciudadano es la fuerza política que cobija a este joven de 31 años en su candidatura a la presidencia municipal de León. Se trata de un partido cuyo origen está en Convergencia, movimiento que recibió el registro de partido político nacional en 1999. Fue fundado por Dante Delgado, un viejo político del PRI con gran fuerza en el estado de Veracruz. Y aunque se definen a sí mismos como socialdemócratas, también hay otra cara de la moneda. Samuel García, otro de sus candidatos, pero a la gubernatura de Nuevo León, ha sido criticado por realizar comentarios machistas contra su esposa, la influencer Mariana Rodríguez Cantú, a quien públicamente le dijo en un Facebook Live: “Estás enseñando mucha pierna. Me casé contigo pa’ mí, no pa’ que andes enseñando”.

García también ha sido señalado por permanecer ajeno a la realidad mexicana. Hace unos meses, poco antes de que se iniciaran las campañas, dijo que en México hay gente que vive “con un sueldito de 40 o 50 mil pesos”, cuando el salario promedio mensual del país es de menos de siete mil pesos, de acuerdo con datos del Inegi.

Juan Pablo Delgado tiene sólo dos años menos que Samuel García y es abogado de profesión. Estudió políticas públicas en la Universidad de Georgetown y trabajó en la Organización de Estados Americanos (OEA) en un proyecto de la región para dar visibilidad y reconocimiento a la comunidad trans. Es, además, fundador de Amicus, una organización civil que defiende y promueve los derechos de la comunidad LGBT en Guanajuato.

“Movimiento Ciudadano toma mi lado abiertamente gay como una fortaleza, no como algo que te puede restar votos”, asegura Delgado, quien ha sido discriminado muchas veces, desde las miradas incómodas o los insultos en la calle hasta ser corrido de un antro por besar a su novio. “De hecho, también decidí postularme para tener la oportunidad de sacar del poder al Partido Acción Nacional, que se ha manejado en el estado con una filosofía fundamentalista y conservadora”, agrega.

El Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) de la UNAM advirtió en 2020 que México es el segundo país con mayor cantidad de crímenes por homofobia, sólo después de Brasil. Desde 2014, se han registrado al menos 209 asesinatos cuya línea de investigación es la discriminación de género, según el Observatorio Nacional LGBT+.

“A pesar de que el Artículo 1º de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos establezca que queda prohibida la discriminación por preferencias sexuales, la idea no es clara. Es un apartado ambiguo. Hemos luchado para que se modifique y se hable directamente de orientaciones sexuales y de expresiones e identidades de género, y no sólo en nuestra Carta Magna, sino en la nueva constitución de la Ciudad de México”, dijo Gloria Careaga, investigadora del PUEG.

Aunque en algunos países de Europa los políticos ya no consideran importante expresar su identidad sexual para ganar votantes, Delgado cree que en México aún existe un candado contra la comunidad homosexual a la hora de acceder a cargos públicos. “Nos falta mucha representación política”, insiste. “Aún son mínimas las oportunidades que tenemos las personas LGBT para ser elegidos como candidatos por un partido político, lo cual nos lleva a pensar que los conservadores son los que gobiernan, no necesariamente los ciudadanos de a pie”.

Fuente: LATINUS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Conoce más lugares

Cargando…
Translate »